Cierre del Proyecto México VIH/sida

Proyecto MEX-910-G01-H Fortalecimiento de las estrategias nacionales de prevención y reducción de daños dirigidas a HSH, HSH-TS y UDI de ambos sexos. Financiado por el Fondo Mundial, Ronda 9.

El Fondo Mundial

En 2001 las Naciones Unidas y el G8 se comprometieron a proveer nuevos recursos para el combate de las tres enfermedades más mortales de nuestros tiempos: el sida, la tuberculosis y la malaria (paludismo). La comunidad global hizo un llamado para que estos recursos fueran manejados por un nuevo mecanismo de canalización y distribución que respondiera a las necesidades locales, al mismo tiempo que asegurara un alto impacto de la inversión, y el uso responsable de los donativos. Así fue que para finales de 2001 se creó el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, con la participación amplia de gobiernos, sociedad civil, el sector privado, las comunidades afectadas y las agencias de Naciones Unidas. En enero de 2002 se creó un secretariado en Ginebra, y en abril de 2002 el Consejo Directivo del Fondo aprobó la primera ronda de donativos para 36 países. En 10 años, el fondo se convirtió en el fondo multilateral más grande en la historia, con un presupuesto anual de aproximadamente 3 mil millones de millones de dólares, dos tercios de todo el financiamiento para tuberculosis y malaria, y una quinta parte del financiamiento para sida.

Los programas financiados por el Fondo Mundial han contribuido de manera cada vez más importante a los objetivos internacionales de servicios clave, como el suministro de terapia antirretroviral para salvar vidas en personas que viven con VIH, tratamiento de la tuberculosis mediante el régimen DOTS y mosquiteros tratados con insecticida para prevenir la transmisión de la malaria.

El Fondo Mundial realiza un seguimiento estrecho de los resultados que se desprenden de sus inversiones directas en más de 140 países. Estos resultados están disponibles por enfermedad, país y región en el Portafolio de Subvenciones, y aparecen resumidos en el informe anual de resultados. El informe resume también los resultados y signos del impacto producido por los programas nacionales que financia el Fondo Mundial, desde luego el seguimiento al proyecto financiado en México. Para más información visitar la página del Fondo Mundial.

El proyecto mexicano

En México hubieron varios intentos por conseguir un financiamiento para la respuesta nacional al VIH/sida. Sin embargo, los criterios del Fondo Mundial, entre otros, incluían tener una prevalencia mayor a 5% (en México es de 0.3% en población general).

En la ronda 9 se presentó un proyecto enfocado hacia la población en la que se encuentra concentrada la epidemia: hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), hombres trabajadores sexuales (HTS), mujeres transgénero (MT) y usuarios y usuarias de drogas inyectables (UDI). La propuesta fue aceptada para ser ejecutada en cinco años, del 2011 al 2015, pero después del segundo año, el Consejo Directivo del Fondo Mundial tomó la decisión de no apoyar a los países del G-20, por lo que solo se aceptó un año de transición, y la fase operativa del proyecto terminó en diciembre de 2013.

El Fondo Mundial denominó a este tercer año “año de transición”, pues fue un año adicional justificado por los múltiples compromisos y actividades que estaban en marcha y por el desempeño satisfactorio del proyecto. Sin embargo, la mayoría de las actividades que se realizaron fueron de continuación y finalización de los procesos iniciados los dos años anteriores, más que de transición, entendida ésta como un proceso de transferencia de las actividades planteadas por el país a nuevos actores, como CENSIDA y las propias OSC involucradas, para asumir las metas del proyecto original.

Hubo que reducir las actividades de las 44 ciudades en las que se trabajó durante los dos primeros años a 24 ciudades. La selección se hizo considerando  las ciudades en las que se había aplicado la encuesta basal, ya que en estas se encuentra la mayor concentración de las poblaciones clave.

Fue un año importante en términos del intercambio con otros receptores principales y con el propio Fondo Mundial, con el cual hubo la oportunidad de reunirse en el mes febrero con motivo de una visita de supervisión de representantes del Fondo, con el propósito de explorar nuevas posibilidades de relación con México, derivado de que el país ya no es candidato a financiamiento directo.

2013 inició también con la noticia de que uno de los Sub receptores, PSI, cerraba su oficina en México, y Demysex aceptó el importante reto y compromiso de integrar dentro de su equipo al equipo que estaba en PSI, quedando el proyecto solo con dos Subreceptores: Mexfam y Demysex. El año coincidió también con el primer año de la nueva administración federal en México, y dado que las Dras. Mercedes Juan y Patricia Uribe, Secretaria de Salud y Directora General de CENSIDA respectivamente, se encontraban involucradas en el proyecto en FUNSALUD, se facilitó de manera extraordinaria la colaboración y el entendimiento de la importancia del proyecto para que la Secretaría de Salud asuma compromisos que quedaron pendientes por el recorte de la segunda fase del mismo.

FUNSALUD ha mostrado desde el inicio un gran interés por el proyecto y dentro de sus planes de acción tiene considerado continuar trabajando sobre el tema de VIH después de concluir el proyecto del Fondo Mundial, en junio del 2014.

Nota sobre la compra de condones

En 2013 el proyecto debió adquirir alrededor de 17 millones de condones. Desafortunadamente esto no ocurrió debido a que el único proveedor que cumplía con los requisitos de la convocatoria internacional abierta, era un fabricante mexicano que no cuenta con certificación internacional, y el equipo de adquisiciones del Fondo Mundial no autorizó su contratación. En su lugar sugirió a un proveedor que importa condones de manufactura china, de los cuales se adquirieron solamente 5 millones ya que fue la cantidad liberada a tiempo por COFEPRIS para ser distribuidos antes de terminar 2013. En el mes de diciembre la compañía Church & Dwight, donó generosamente cerca de 1.5 millones de condones que están siendo distribuidos para no detener las actividades.

Participación del proyecto en la consulta para el Programa Especial del VIH, Sida y otras ITS

En septiembre de 2013, en la ciudad de Monterrey, la UGP y muchas de las organizaciones que han sido parte del proyecto, fueron invitadas a participar en el proceso consultivo organizado por CENSIDA con las OSC que trabajan en VIH, sida y otras ITS para conformar el programa especial en el tema que regirá el trabajo de los siguientes cinco años en las políticas públicas en el tema.

Informe final

En junio de 2014, se presentará un informe final de los resultados del proyecto, con un análisis cualitativo y cuantitativo de los logros y pendientes del proyecto, integrado con los siguientes insumos:

  1. Compilación de los informes trimestrales
  2. Datos de la Coordinación de Monitoreo y Evaluación de la UGP-FUNSALUD
  3. Análisis del financiamiento basado en el desempeño
  4. Datos de la Encuesta de seguimiento y análisis para la evaluación de impacto de las estrategias de prevención de VIH/sida (llevado a cabo por el INSP)
  5. Estudio sobre lecciones aprendidas (llevado a cabo por INSAD)

Legado del proyecto

El proyecto deja en el país un importante legado, no sólo por lo que se avanzó con las intervenciones y capacitaciones realizadas a nivel de los servicios de salud, particularmente los CAPASITS, y de las organizaciones de la sociedad civil, sino también por los resultados de las encuestas de seroprevalencia realizadas (línea basal y de seguimiento); información sobre los costos de las intervenciones preventivas; publicaciones y materiales vigentes que podrán seguir siendo distribuidas y utilizadas, además de la sistematización de las experiencias y recomendaciones que se derivan de las lecciones aprendidas.

Entre las publicaciones, disponibles en la página web de FUNSALUD, están:

  1. Inventario histórico de intervenciones de prevención. Se sistematizó la evidencia científica sobre la eficacia de las intervenciones para reducir la incidencia del VIH en poblaciones clave. Esto generó una base de datos de 126 intervenciones que fueron categorizadas, analizadas y evaluadas; como resultado se recomendaron 12 intervenciones y el proyecto desarrolló las guías metodológicas e implementó algunas de ellas. El inventario histórico es una contribución a la respuesta en prevención de VIH en México que puede y debe seguir desarrollándose con acciones como las de identificar más intervenciones con evidencia; incluir las experiencias de intervenciones creadas en México; desarrollar las guías metodológicas que aún no están disponibles en el país; documentar la evidencia de resultados de su uso con población mexicana, etc. El inventario histórico de intervenciones de prevención puede ser consultado en: http://mex-910-g01h.funsalud.org.mx/productos/inventario/inventario.html
  2. Guías metodológicas. El proyecto desarrolló una variedad de guías metodológicas y documentos de lineamientos e información para fortalecer técnicamente la implementación de intervenciones de prevención y otras acciones del proyecto. La sistematización de estos documentos ha contribuido a su réplica dentro y más allá del proyecto. Pueden consultarse las guías en http://mex-910-g01-h.funsalud.org.mx/productos-proyecto.html
  3. Sitio de HSH. Este sitio electrónico tiene el propósito de promover la salud sexual de los hombres que tienen sexo con hombres, con énfasis en la promoción de la prueba voluntaria de detección de VIH. El público objetivo del sitio podrá encontrar información y orientación en línea sobre el tema, así como canalización y acceso a directorio de servicios gubernamentales y de organizaciones de la sociedad civil. En la primera fase del proyecto el sitio estuvo a cargo de Population Services International, y en el año de transición fue gestionado por COMAC, A.C. quien le dará continuidad una vez que el financiamiento del Fondo Mundial ha terminado. El sito se encuentra en http://viveintensamentehoy.mx/ y las redes sociales son twitter: @ViveIntHoy y facebook: viveintensamentehoy
  4. Sitio sobre derechos humanos y no discriminación. El proyecto contribuyó a la puesta en marcha y operación del Consultorio Virtual Arturo Díaz Betancourt, un sitio en Internet que además de poner a disposición una biblioteca virtual sobre derechos humanos y no discriminación, ha integrado equipos de promotores y abogados que trabajan de forma conjunta para asesorar y acompañar a personas que han sido discriminadas o que sus derechos humanos han sido violados, por causas relacionadas al VIH, la orientación sexual, o la identidad de género. Letra S continuará operando el consultorio virtual y brindando sus servicios de biblioteca, formación de promotores en derechos humanos, articulación de promotores y abogados, y asesoría presencial y en línea, así como acompañamiento personalizado en ciudades donde se cuenta con promotores. Para consulta se puede acceder a http://www.letraese-ddhh.com/
  5. Estrategia de incidencia política. Se realizó una consultoría con el propósito de Contribuir en la Respuesta Nacional al VIH, mediante el diseño de una estrategia de incidencia política que facilite a las organizaciones con trabajo en VIH y sida la formulación de políticas públicas. Como parte del proceso, se realizó un diagnóstico de las capacidades de las organizaciones con trabajo en VIH y sida para realizar incidencia en políticas públicas; posteriormente, un grupo cualitativo recibió una capacitación en dos componentes, uno virtual y otro presencial. Frente a la situación actual de muy débil articulación de las organizaciones con trabajo en VIH, éstas no cuentan con una agenda común claramente establecida, por lo que no fue posible planear una estrategia de incidencia específica y enfocada. No obstante, el proceso se orientó para desarrollar una herramienta genérica que facilite a las organizaciones su participación en espacios de toma de decisiones del gobierno y otras instancias de poder. Esta herramienta se estructura alrededor de una variedad de temas de interés para la incidencia y su aporte radica en que plantea las rutas críticas a seguir, el mapa de actores y su poder que hay que considerar a la hora de diseñar estrategias con objetivos específicos de incidencia. Con esta herramienta se espera allanar el camino de las organizaciones para la planeación e implementación del trabajo en incidencia política. El documento se encuentra en revisión final.
  6. Estudio de lecciones aprendidas y buenas prácticas. El proyecto México VIH/sida Ronda 9 es el proyecto de prevención de VIH enfocado a poblaciones clave con mayor alcance geográfico y recursos que ha tenido lugar en México. Para documentar los aprendizajes de esta experiencia única, se realizó el estudio de lecciones aprendidas y buenas prácticas. El proceso participativo de documentación y análisis arrojó una gran cantidad de lecciones interesantes en diferentes niveles (diseño y negociación, planeación, capacitación, roles y responsabilidades de los equipos, focalización en poblaciones clave, seguridad, administración, entrega de insumos, intervenciones específicas de prevención, monitoreo y seguimiento programático, etc.) que sin duda serán de gran utilidad para fortalecer la respuesta por los diferentes actores como CENSIDA, sociedad civil, Fondo Mundial, agencias donantes, receptores principales y sub receptores, poblaciones clave, etc. Este importante ejercicio ha quedado documentado en un informe que sistematiza las lecciones aprendidas y recomendaciones para la respuesta al VIH y en una base de datos que podrá ser consultada y queda como un espacio en el que los actores de la respuesta podrán seguir documentando las lecciones derivadas de nuevos procesos. Dicho informe se encuentra en revisión final.
  7. Modelo de contraloría social. Se elaboró un Modelo de controlaría social para políticas públicas y defensa en derechos humanos, para su implementación a través de las organizaciones de la sociedad civil y de las poblaciones en condiciones de mayor vulnerabilidad, basada en las necesidades y prioridades de cada población.
  8. Sistema de vigilancia en derechos humanos. Se diseñó e implementó un sistema informático base para la vigilancia de los derechos humanos orientado a proveer información necesaria y oportuna acerca del seguimiento y alcance de las políticas públicas y la defensa de los derechos humanos, a través de las organizaciones de la sociedad civil.
  9. Estrategia de salud sexual y reproductiva en mujeres usuarias de drogas inyectables. Se desarrolló esta estrategia para fortalecer las acciones encaminadas a mejorar la salud sexual y reproductiva de las mujeres usuarias de drogas inyectables a través del establecimiento de una ruta de atención basada en un diagnóstico de necesidades en salud sexual y reproductiva de las mujeres usuarias de drogas inyectables.